Foto de Edward Jenner en Pexels

#EsReal: Componente de árbol chileno usado en potencial vacuna contra COVID-19

Un componente del árbol chileno «Quillay» está siendo usado para desarrollar una vacuna contra el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

“El Quillay: el árbol que sería clave en la lucha contra el Covid-19”, se leía en algunos tuits, en los que se compartía un artículo del sitio web de la Universidad de Chile.

“Árbol chileno el Quillay es el posible componente de las futuras vacunas en contra del covid-19”, escribió @afrodita, haciendo mención a las propiedades de la planta.

Medios de comunicación chilenos reportan que laboratorios de ese país desarrollan investigaciones para crear una vacuna contra el virus.

Lo que dice la ciencia

El profesor René Carmona, del Departamento de Desarrollo en Productos Forestales de la Universidad de Chile, explica en el Quillay posee en su corteza un componente llamado saponina, utilizado ampliamente en la industria cosmética y cervecera por su capacidad para producir espuma.

La saponina también se utiliza en “medicina en enfermedades respiratorias y de la piel, y (como) adyuvante de vacunas animales y humanas”, detalla Carmona.

El académico agrega que por tratarse de un producto de origen natural, una vacuna que llevase este componente sería más fácil de ser asimilada por el cuerpo humano.

Le puede interesar: La carrera por la vacuna contra el COVID-19, ¿quién va ganando y cómo nos afecta?

Laboratorio confirma uso

La empresa de biotecnología Novavax informó a través de un comunicado de prensa en su sitio web, que ha iniciado en el Reino Unido su tercera fase de pruebas de una vacuna contra la COVID-19, cuyo componente principal es precisamente la saponina de Quillay.

Según la información oficial, el adyuvante denominado Matrix-M contiene la saponina del árbol chileno.

“El adyuvante Matrix-M patentado por Novavax, a base de saponina –precisa el laboratorio– ha demostrado un efecto potente y bien tolerado al estimular la entrada de células presentadoras de antígenos en el lugar de la inyección y mejorar la presentación de antígenos en los ganglios linfáticos locales, lo que estimula la respuesta inmunitaria”.

Deja un comentario