Covid

La vacunas anticovid NO están hechas para reducir la población

En un mensaje que se ha vuelto viral por redes sociales señala que una supuesta doctora anticovid identificada como Sherri Tempenny, afirma que las vacunas contra la Covid-19, del tipo (ARN Mensajero), están siendo utilizadas para efectuar un “proceso de despoblación” en el planeta, que alcanzaría su máximo nivel en entre tres y seis meses.

En el texto que las personas están compartiendo sin verificar, se indica que las muertes que se han atribuido a nuevas variantes del virus, tienen por objetivo impulsar el uso de vacunas que inyectarán “un caballo de troya” en las personas que la reciban.

Según el extenso texto, tras recibir la inyección, el organismo supuestamente comenzará a generar anticuerpos que “destruirán nuestros pulmones” o comenzarán a atacar a los “glóbulos rojos”, causando que la muerte por shock anafiláctico o enfermedad cardiovascular, o bien, por enfermedades autoinmunes.

Datos verificados

Chequialo sometió a verificación todas esas afirmaciones y estos fueron los resultados.

Primero, Sherri Tempenny realmente existe. Es una doctora osteópata estadounidense y conocida activista anti vacunas.

En 2020, por ejemplo, dijo a través de sus redes sociales y en entrevistas con medios de comunicación angloparlantes, que Bill Gates, fundador de Microsoft, habría ideado un “plan para dominar el mundo” e implantar en las personas tecnología 5G y microchips, valiéndose de las vacunas.

Al realizar una búsqueda de noticias publicadas en internet sobre la doctora Tempenny, encontramos un artículo publicado en dcclotheslines.com, el 12 de febrero de 2021, en el que menciona su tesis sobre la despoblación a través de las vacunas en un plazo de tres a seis meses.

El artículo enlaza a otros escritos que califican a los ingredientes con los que se han hecho las vacunas como “desconocidos” o que han generado reacciones adversas en los animales y voluntarios en la fase de pruebas.

En el sitio también hay un enlace al vídeo de una entrevista realizada a la doctora Tempenny.

“El problema es que los anticuerpos creados por la vacuna anticovid, del tipo ARN Mensajero, serán mortales”, afirmó Tempenny a su interlocutora Reinette Senum, ex alcaldesa del Condado de Nevada, California.

“Transcurrirá entre cuatro meses o quizá 14 meses para que se empiecen a ver los resultados de lo que estas vacunas le harán a las personas”, agrega.

Lea: #EsFalso | OMS no ha declarado la COVID-19 como infección endémica

Se oponen a las vacunas y al uso de tapabocas

Reinette Senum es otra activista anti vacunas. Además, se resiste al uso de mascarillas para prevenir el contagio por coronavirus. De hecho, en julio de 2020, renunció a su puesto como alcaldesa del Condado de Nevada, luego de que se promulgara una normativa que mandata el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos.

En la entrevista, Tempenny argumenta que en el pasado se han efectuado investigaciones que han fracasado en encontrar una vacuna contra los virus responsables de causar el Síndrome Agudo de Respiración (SARS, siglas en inglés) y el Síndrome Agudo de Respiración del Medio Este (MERS, siglas en inglés).

Le puede interesar: Qué ha dicho (y qué calla) el Gobierno de Nicaragua sobre las vacunas contra la covid-19

Fuente de mensajes virales anti vacuna

Estos sitios web arriba mencionados son la fuente de los mensajes que se están viralizando en Whatsapp.

En este mensaje se menciona que la postura de Tempenny es compartida por otros doctores que están advirtiendo al mundo sobre el peligro que representan las vacunas anticovid.

Entre ellos están la bióloga Dolores Cahill, docente de la Facultad de Medicina en Dublín, Irlanda; y Judy Mikovits, doctora en biología molecular y ex investigadora de enfermedades neuroinmunes del Instituto Wittemore Peterson, entidad de la que fue despedida en 2011 por realizar una investigación sobre el síndrome de fatiga crónica que fue desacredita, según reportes periodísticos.

Ambas científicas son voces anti vacunas y  promotoras de algunas teorías conspirativas de la pandemia de la Covid-19.

En el mensaje divulgado porWhatsapp, se indica que “las vacunas crearán un fenómeno llamado mejora dependiente de anticuerpos, o un aumento en la dependencia de los anticuerpos al permitir que una de las piezas de ARN Mensajero se replique por sí sola y de manera indefinida”.

¿Qué se sabe sobre las vacunas con ARN Mensajero?

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) explica que las vacunas ARNm “dan instrucciones al organismo para que produzcan una pequeña parte del virus, lo cual provoca una reacción del sistema inmunológico para que este nos proteja”.

La OPS también indica que las vacunas ARNm han seguido un proceso de investigación riguroso y seguro.

“Las vacunas contra la Covid-19 solo se aprueban y se despliegan para administrarlas a la población en general cuando los organismo reguladores y la Organización Mundial de la Salud han examinado a fondo los datos de seguridad”, señala el sitio web.

En conclusión

#EsFalso que las vacunas para combatir la Covid-19 son inseguras y generarán muertes en el futuro inmediato.

Según las investigaciones avaladas por la OPS y OMS, las vacunas desarrolladas con base a ARNm son seguras de usar en la población.

#EsFalso que las vacunas desarrolladas a partir de la tecnología ARNm produzcan enfermedades autoinmunes.

En un artículo de fact checking publicado en enero por la agencia de noticias AP, se explica que no hay evidencia científica que pruebe que las vacunas anticovid produzcan enfermedades autoinmunes.

En el artículo se analiza un vídeo posteado por una enfermera de Michigan de nombre Tamika Morrow, quien plantea que las vacunas desarrolladas por laboratorios Pfizer y Moderna, basadas en tecnología ARNm, generan este tipo de reacción en el organismo.

Una enfermedad autoinmune ocurre cuando el sistema inmunológico se ataca a sí mismo, “debido a que es incapaz de reconocer una célula normal de una célula extraña. Las enfermedades autoinmunes incluyen la artritis reumatoide y el lupus”, señala la nota.

Agregando que “la proteína de pico que posee el coronavirus permite que se adhiera a las células humanas. La vacuna de ARNm le enseña al sistema inmunológico cómo combatir la proteína de pico cuando se encuentra con ella en el cuerpo”.

Deja un comentario