Campaña de difamación

Feministas desmienten campañas de difamación en redes sociales

Las campañas de desprestigio y difamación desde cuentas de redes sociales a fines al partido de Gobierno tienen por objetivo en las últimas semanas a grupos de feministas nicaragüenses, a quienes intentan confrontar y vincular a los ataques contra la Iglesia católica, principalmente el incendio a la capilla e imagen de la Sangre de Cristo, en la Catedral Metropolitana de Managua, ocurrido el pasado 31 de julio de 2020.

Vídeos, fotos e inclusive audios de Azahálea Solís y Sofía Montenegro han sido publicados en cuentas de Facebook y Twitter en cuentas con un perfil progubernamental.

Solís es integrante del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM) y miembro del Consejo Ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia. Montenegro por su parte, es socióloga, periodista investigadora en temas de la comunicación. Ambas han mantenido una postura crítica al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Te puede interesar: ¿Cómo se toman las decisiones en la Alianza Cívica?

Videos y capturas de pantalla tras incendio en Catedral

El pasado primero de agosto, un día después del incendio de la capilla de la Sangre de Cristo, comenzó a circular un vídeo que mostraba por una composición con una foto de Solís y de la imagen religiosa incendiada. El audio era una voz atribuida a Solís, criticando a la Iglesia católica e insinuando la intención de provocar la quema de una iglesia.

En la primera parte del audio, se oye la voz en un espacio con eco, refiriéndose a lo «blandengue que ha sido la Iglesia». Luego, con un sonido más claro se escucha: «Lo que podemos ir a hacer es a quemar ahí… de verdad te lo digo a la iglesia, porque yo estoy súper molesta y tengo a un montón de gente que esta en mi grupo y mi movimento encachimbada».

Dos bandos, muchas noticias falsas: Así son las páginas de «fake news» en Nicaragua

Una de las cuentas en las que se publicó el vídeo es el perfil Nación Sandinista, con más de 17,500 seguidores, y aunque la página dice que esa amenaza se habría realizado en 2018, fue publicado tras el incendio de la capilla. Además, en Twitter se reprodujo una captura de pantalla de un tuit escrito por Montenegro en abril de 2017, en el cual critica a la feligresía católica que veneraba la imagen de la Sangre de Cristo.

La fanpage «Solo Noticias Nicaragua», que cuenta con 11,232 seguidores en Facebook, reprodujo también una publicación en contra de las dos feministas que señala como cómplices del gobierno del FSLN en los años 80. Además, difunde otra otra publicación en contra de Ivania Álvarez, feminista e integrante del Consejo Político de la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, a quien califican de «feminazi» para cuestionar su mensaje de solidaridad por el incendio de la capilla e imagen católica.

Feministas reaccionan: Difaman para dividir y distraer

Solís y Montenegro consideran que las publicaciones son parte de una estrategia oficialista que busca «despertar» sentimientos que alguna vez le han dado resultado al gobernante Frente Sandinista para dividir a sectores que le adversan.

«Yo creo que el miedo de (Daniel) Ortega es a la unidad. Por ello ataca y difama a quienes considera pueden crear división en la oposición. Quiere despertar la animadversión política: izquierda-derecha, sandinistas-antisandinistas, elementos que les ha funcionado en el pasado», dijo Solís.

Montenegro agrega que la republicación de tuit está sacado de contexto ya que lo escribió a manera de protesta por el fraude electoral de votaciones presidenciales de 2016..

«El tuit reapareció hace poco y ha sido usado en una campaña de gente que proviene de partidos zancudos que buscan crear divisiones», valora Montenegro. Una de las personas que compartió la publicación fue el exdiputado liberal exiliado Santiago Aburto.

«Esa es la única estrategia que tienen los que yo llamo bolsonaristas nicas y que comparten con el orteguismo en Nicaragua y es la división. Buscan crear sentimientos de animadversión, antisandinismo, antifeminismo, antitodo», afirma Montenegro.

Solís considera que este tipo de ciberataques quedan lejos de lograr su objetivo, debido a que se sabe que los abusos y violaciones a los derechos de la ciudadanía han provenido del oficialismo en los últimos 13 años.

«Yo estoy en la línea de no prestarme a este tipo de cosas (dividir). El asunto es estar a favor de la ciudadanía, de los derechos humanos sin importar qué origen tenga la persona. Aquí lo que han habido son crímenes de lesa humanidad, de abusos por parte del régimen Ortega- Murillo», acotó Solís.

Las campañas de difamación son acusaciones que se hacen contra una persona o grupo de personas con el objetivo de dañar su reputación, labor o posiciones sin fundamento o con manipulaciones.

Si te interesa conocer más sobre el tema, te recomendamos: El ABC de la difamación: Una introducción sencilla a los conceptos claves de las leyes de difamación, publicado en 2006 por la onegé internacional Article XIX.

Deja un comentario