Foto de Oleg Magni en Pexels.

¿La Covid-19 es resistente al agua? Esto es lo que se sabe al respecto

Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones de España (CSIC) publicada en mayo de 2020, señala que “la probabilidad de encontrar virus infecciosos en las aguas residuales tratadas es baja y la dilución en grandes masas de agua disminuye aún más este riesgo”.

En Internet circulan diversas versiones en las que se asegura que el coronavirus (Covid-19) “muere en el agua de mar”. Al respecto, el CSIC ha dicho que hasta el momento “no existen datos de la persistencia del Sars-Cov-2 en agua de mar, el efecto de dilución, así como la presencia de sal, son factores que probablemente contribuyan a una disminución de la carga viral y a su inactivación por analogía a lo que sucede con virus similares”.

Aunque no ha habido tiempo suficiente para hacer estudios científicos sobre la persistencia o no de este virus pandémico en el agua, dulce o salada, la investigación del CSIC explica que “para eso se debería hacer un estudio con el tiempo de planificación suficiente, incluyendo toma de muestras y análisis de los resultados”. En su lugar, el gremio se basa en la poca literatura que hay disponible hasta ahora y en lo que esté “avalado por la opinión de los investigadores firmantes”.

¿Qué opinan los demás científicos?

La publicación del CSIC agrega que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, siglas en inglés) coinciden con que se requieren más investigaciones para determinar si el virus puede transmitirse a través de cuerpos de agua salada o sus entornos (arena o brisa marina).

“El virus que causa la Covid-19 no se contagia a través del agua o mientras se nada. Sin embargo, sí se puede transmitir con el contacto cercano con una persona infectada”, señala la OMS en esta lista de consejos.

¿Virus Covid-19 muere en el agua?
Imágenes como estas se han hecho virales. La OMS recomienda mantener las medidas para prevenir contagios.

Hasta ahora, la información científica divulgada por la OMS explica que el virus Sar-Cov-2 se transmite a través de pequeñas partículas que son expulsadas cuando alguien portador de este habla, tose o estornuda.

Una postura similar plantean los CDC de Estados Unidos, al afirmar que el riesgo de contagio del virus en el agua es poco probable, pero no imposible, ya que asistir a los balnearios o piscinas implica reducir el distanciamiento recomendado.

Por ello, la entidad sugiere que si alguien decide ir a la playa, debe implementar ciertas medidas para reducir la exposición al contagio.

Manténgase al menos a dos metros de distancia de personas con las que no convive
Evite las aglomeraciones en piscinas, playas, parques acuáticos, saunas y cualquier otro lugar.

La entidad además sostiene que el tratamiento que recibe el agua de las piscinas (purificadas con cloro) debería ser suficiente para mermar el virus.

Conclusión

Las publicaciones de fuentes dudosas que circulan por internet no pueden ser plenamente desmentidas, debido a que hay poca evidencia científica. Sin embargo, aunque hasta ahora se indica que hay poco riesgo de que los virus se transmitan a través del agua, dulce o salada, la comunidad médica y científica llama a la población a evitar entornos adversos que puedan ser focos de contagio como las aglomeraciones, playas o cualquier otro lugar muy concurrido.

Deja un comentario