Centroamérica banderas

Nicaragua es el único país de Centroamérica sin datos específicos sobre COVID-19

La emergencia por la pandemia de COVID-19 ha impuesto nuevas formas para divulgar información pública en Centroamérica, que no han estado exentas de críticas y polémicas, aunque es Nicaragua la que destaca por su hermetismo.

Los ministerios de Salud de Guatemala, Costa Rica El Salvador, Honduras, Belice y Panamá informan a la ciudadanía sobre el impacto del virus casi en tiempo real, a través de redes sociales y sitios web.

Nicaragua en cambio, ha adoptado un esquema de información oficial centralizado, sin presencia propia en redes sociales por parte del Ministerio de Salud (Minsa), o de sus funcionarios.

Tampoco en el sitio web del Minsa se muestran los datos oficiales sobre la pandemia, que se limitan a ser presentados en un informe semanal, cada martes al mediodía, desde mayo.

Un análisis del diario digital Confidencial, publicado por la periodista Keyling T. Romero, con el título: «Las erradas matemáticas del Minsa sobre la covid-19«, detalló a mediados de junio que «hay tres cifras sobre la cantidad de contagiados y fallecidos en Nicaragua, y el Minsa se contradice con sus mismos datos».

¿Pero cómo se informa en otros países sobre el avance de la pandemia?

Costa Rica: conferencias diarias sobre COVID-19

El perfil oficial en Facebook el Ministerio de Salud de Costa Rica tiene más de un millón de Like y supera los 800,000 seguidores. Ahí se presenta un reporte diario sobre la incidencia de la pandemia en el país: casos detectados por día, acumulado de los casos y recomendaciones para prevenir contagios.

Hay también una conferencia diaria que se realiza a la 1:00 pm, usualmente por el titular de Salud, Daniel Salas, quien al final de su reporte atiende un periodo de preguntas y respuestas con los medios que se realizan de manera remota, por un espacio de aproximadamente 30 minutos.

En el perfil oficial, también hay un enlace hacia el sitio web del Ministerio, en donde están disponibles estadísticas más puntuales sobre la pandemia, tales como casos atendidos por cada hospital, rango de edad, número de pacientes extranjeros y costarricenses, fallecidos. De igual manera se presentan recursos gráficos sobre la evolución de la enfermedad y están disponibles también boletines de prensa.

Panamá: datos del impacto y las restricciones

La información provista por las autoridades de salud panameñas se realiza principalmente mediante el perfil oficial de Facebook, del Ministerio de Salud, el cual tiene más de 155,000 «Me gusta» y supera los 63,000 seguidores.

Las piezas comunicativas en este perfil son gráficos informativos sobre la pandemia, comunicados sobre limitación de movilización en municipios de Panamá o resoluciones ministeriales, por mencionar algunos.

A través del perfil también se retransmiten conferencias de prensa vespertina (usualmente 6:30 de la tarde), enlazándose desde una señal de televisión pública, al menos una vez por semanas.

La conferencia usualmente dura 40 minutos, son presididas por la viceministra de Salud, Ivett Berrios, o jefes de epidemiologia o del Seguro Social.

Ahí se informan sobre los casos acumulados de la enfermedad, datos sobre hospitalizaciones, quienes están en vigilancia domiciliar, o en hoteles, además de las acciones sobre prevención, tasa de mortalidad.

Honduras: datos día a día, con 24 horas de retraso

La Secretaría de Salud de Honduras, tiene más de 86,299 seguidores en su perfil oficial de Facebook. En este perfil el tipo de contenido es usualmente gráfico mediante fotografías de entidades civiles hondureñas para prevenir los contagios en sitios públicos tales como comercios y barrios.

Se retransmiten conferencias de prensa de la Presidencia de la República, así mismo hay clips informativos sobre compra de insumos de salud, instalación de hospitales móviles y mensajes del presidente Juan Orlando Hernández informando sobre medidas ejecutivas a tomar.

Desde este sitio se puede también acceder al sitio web del Ministerio de Salud  en donde hay datos estadísticos de la pandemia, eso sí los datos que se presentan usualmente son del día previo, es decir si ngresás hoy martes, verá los datos de lunes y así…

El Salvador: sección especial y redes sociales

El Ministerio de Salud salvadoreño, cuenta con un sitio web en el que hay una sección especial de sobre COVID-19. Ahí se presentan datos estadísticos sobre contagios detectados, casos activos, restricciones e información general sobre las medidas que el Estado ha adoptado para frenar la propagación del virus.

Pero es desde sus redes sociales que se ofrece una mayor diseminación de información. Con más de 455,000 seguidores en su cuenta de Facebook, el Ministerio de Salud constantemente brinda información gráfica sobre las acciones que implementa, como la realización de pruebas en sitios públicos, compra de equipos médicos para los hospitales.

También hay una serie de vídeos con noticias cortas relacionadas a la emergencia sanitaria. En algunos de estos recursos aparece el titular, Francisco Alabi.

Guatemala: resultados de las pruebas al día a día

Desde el sitio web del Ministerio de Salud guatemalteco, hay noticias y datos actualizados sobre la pandemia.

Mientras, en la cuenta oficial de Facebook de la institución los más de 390,000 seguidores pueden encontrar notas de prensa, información gráfica explicando correcto lavado de manos por ejemplo, disposiciones ministeriales y del Gobierno. Se brindan también los resultados de pruebas de COVID-19 practicadas el día previo.

La información oficial está a cargo de la titular de la cartera Amelia Flores. Y se transmiten conferencias de prensa, aunque no son de manera regular.

Belice: resúmenes o gráficos específicos

El último país de Centroamérica en confirmar casos positivos de COVID-19, fue Belice. Su información sobre la pandemia la comparte a través de las cuentas en Facebook de la Oficina del Director de Servicios Médicos  con más de 18,000 seguidores.

En este perfil se brindan datos de la pandemia, tales como pruebas realizadas diariamente, casos detectados por zona geográfica y recomendaciones sobre el uso de mascarillas y lavado de manos. Las publicaciones suelen ser breves, en forma de resúmenes o gráficos.

En el perfil no están publicadas las conferencias del titular del Ministerio de Salud, Pablo Marin, quien sin embargo sí suele reproducir la información publicada por la Oficina del Director de Servicios Médicos, desde su perfil personal.

Te recomendamos: La carrera por la vacuna contra la COVID-19, ¿quién va ganando y cómo nos afecta?

Nicaragua: el hermetismo como norma

Tras oficializarse el primer caso de coronavirus, el 18 de marzo, las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) brindaron conferencias diarias sobre el estado de la pandemia. Sin embargo, a partir de abril dichas comparecencias disminuyeron a tres veces por semana y cada vez durando menos tiempo, (uno o dos minutos a lo sumo); siempre siendo transmitidas por medios oficiales y sin permitir preguntas.

Los datos compartidos en esas conferencias usualmente eran brindados por Carlos Sáenz, secretario general del Minsa. Cuando los casos de coronavirus incrementaron de manera exponencial en Nicaragua, en mayo, las conferencias se redujeron a una vez por semana a veces durando apenas 60 segundos.

Las autoridades de Salud nicaragüense ni siquiera brinda reportes diarios a la plataforma del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en Centroamérica y República Dominicana, (Cepredenac), adscrito al SICA, que resume los datos de los gobiernos sobre el avance de la pandemia en la región.

De igual manera la Organización Panamericana de la Salud, ha dicho que la información recibida desde Nicaragua es insuficiente para valorar con certeza el impacto de la COVID-19.

Consultá aquí el mapa del Cepredenac sobre el avance de la pandemia en Centroamérica.


La COVID-19 en Centroamérica y el subregistro

Pese a la disponibilidad de información oficial en países como Guatemala, El Salvador y Honduras distintas voces han externado que pudiese existir un subregistro de casos positivos, argumentando principalmente que todavía no se realizan las pruebas suficientes para diagnosticar el virus.

De hecho, a finales de junio la ministra de Salud guatemalteca Amelia Flores reconoció en una entrevista con la cadena CNN que se encontró un subregistro a todos los niveles, tras practicar una auditoria en la base de datos.

“Había un subregistro a todo nivel, no solo en el dato de pruebas realizadas que es quizá lo mayor. De igual manera los fallecidos en general no se reportan el mismo día y algunos de ellos pueden ser reportados una semana después por ejemplo”, dijo Flores a CNN.

El caso hondureño, el cuestionamiento de subregistro está relacionado al colapso del sistema hospitalario que se ha hecho más evidente en las últimas semanas.

Mientras que en El Salvador la controversia sobre los datos del coronavirus ha provenido de opositores políticos al Gobierno de Nayib Bukele. A finales de julio, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional pidió la creación de una comisión especial que indague las cifras oficiales, ya que el Gobierno de Bukele mantiene que se registran 300 contagios diariamente.

En Nicaragua, médicos independientes llevan meses demandando al Gobierno que se permita la realización de pruebas masivas de detección, y transparente datos como la clasificación de muertes por «neumonía atípica».

Hasta el cinco de agosto, el Observatorio Ciudadano COVID-19, que monitorea de manera independiente el impacto de la pandemia, contabilizaba 2,591 muertes, de las cuales 139 se clasificaban como muertes por neumonía. En contraste, el Minsa únicamente admite 123 fallecidos.

Deja un comentario