La vacuna para la covid-19 está siendo desarrollada por diferentes países, en laboratorios tanto privados como estatales. Foto/Pexels/Polina Tankilevitch

Vacuna contra el Covid-19, cómo y cuándo llegaría a Nicaragua

La vacuna de la Covid-19 es esperada por todo el mundo. Dos empresas farmacéuticas solicitaron una autorización de emergencia para el uso de sus vacunas a finales de noviembre, y los demás países ya hacen planes para adquirirlas.

Según diversos reportes periodísticos, las empresas estadounidenses Pfizer y Moderna presentaron sus solicitudes a la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. (FDA por sus siglas en inglés).

La FDA convocó a dos reuniones, el 12 y 17 de diciembre, con sus asesores de vacunas para analizar los pedidos de ambas empresas.

Por ello, las vacunas de estas empresas se ponen en la delantera de las versiones que se desarrollan en otros países.

Por su parte, Nicaragua, de manera oficial, parece haber apostado a la vacuna que desarrolla Rusia: Sputnik V, pero esta no es la única opción que tiene el país.

Nicaragua es parte de GAVI

La Alianza Mundial para las Vacunas e Inmunización (GAVI por sus siglas en inglés), tiene por objetivo garantizar a los países menos desarrollados el acceso a las vacunas, y Nicaragua forma parte de esta alianza.

Precisamente, a través de esta entidad la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) garantizarán la cobertura de la vacuna para la Covid-19.

Por otro lado, Nicaragua podría optar a financiamiento por medio del Fondo Rotatorio de la OPS para así poder comprar las vacunas.

“Nicaragua, como el resto de países que están dentro del convenio de la OPS, va a tener derecho a igual acceso de la vacuna, que es de 20 por ciento de cobertura a nivel poblacional. Luego el país podría ir comprando más”, explicó el epidemiólogo Leonel Argüello, miembro del Comité Científico Multidisciplinario.

Según Argüello, esta cobertura permitiría al país la inmunización de grupos vulnerables, como personas mayores de 60 años con enfermedades crónicas o sin ellas y personal médico.

Actualmente no se conoce si Nicaragua está al día con el Fondo Rotatorio. Si no tiene deuda o si tiene, pero es baja, podría acceder al financiamiento.

De tener un sobre endeudamiento, al país se le podría negar el financiamiento, como sucedió con Venezuela.

Según Ciro Ugarte, director de Emergencias de Salud del Fondo Rotatorio, Venezuela tiene una deuda de 11 millones.

Lea también: La carrera por la vacuna contra la COVID-19, ¿quién va ganando y cómo nos afecta?

La opción rusa

Mechnikov
Mechnikov Instituto Latinoamericano de Biotecnología en Nicaragua. Imagen tomada de El 19 Digital.

Rosario Murillo, vicepresidenta y esposa del presidente Daniel Ortega, anunció el 3 de agosto en el 19digital.com, que Nicaragua podría producir la vacuna rusa Sputnik V en el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov, en Managua.

«Otros avances son las reuniones que sostiene allá en la Federación de Rusia nuestra embajadora y aquí, reuniones virtuales de la Planta Mechnikov para estar en primera línea para obtener las vacunas que el Instituto de Vacunas y Sueros, o mejor dicho las distintas… el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología (…) ha dado a conocer que tiene ya para ensayos, muy, muy pronto, este mismo mes, vacunas para contener el Covid-19», dijo Murillo en ese momento.

Según las declaraciones de Murillo, esta decisión daría un acceso directo al país de la vacuna e incluso brindaría la oportunidad de que Nicaragua se convirtiese en un punto de distribución a otros países, al menos los del área centroamericana.

Lo que aún no está claro es la capacidad del Instituto Mechnikov para desarrollar una vacuna, aunque sí podría embalarla o envasarla para luego distribuirla.

En este caso, la adquisición, ya sea de la vacuna, de los kits para embalarla o incluso de los insumos para fabricarla en la planta Mechnikov, estarían en dependencia de un acuerdo bilateral entre Nicaragua y Rusia.

Le puede interesar: Las dudas sobre la vacuna de Rusia: ¿qué se sabe y qué se ignora sobre la Sputnik-5?

¿Cuál es la mejor opción de la vacuna Covid-19?

Hasta este momento no existe una vacuna aprobada por la autoridades de salud para la Covid-19, pero una vez que esta o estas existan, habrán temas a tomar en cuenta.

Según el doctor Argüello, Nicaragua ya tiene seguro un abastecimiento de vacunas correspondiente al 20 por ciento de su población, a través de la OPS y GAVI.

Pero por lo expresado por la vicepresidenta Rosario Murillo, el gobierno apuntaría a fabricar o embalar la vacuna rusa Sputnik V en la planta del Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov.

Esta opción hasta el momento está llena de dudas. Por un lado, aunque el gobierno asegura que se puede fabricar la vacuna, hay expertos que ponen en duda esta afirmación, no solo por el equipamiento en el laboratorio sino también por la falta de profesionales capacitados en el país.

De poder hacerse, sería una ventaja para el país, porque se tendría acceso directo a la vacuna.

El Gobierno de Nicaragua también podría realizar acuerdos directos con otros gobiernos o laboratorios para comprar la vacuna.

“Pero al final lo importante es si la vacuna cuenta con la aprobación de la OMS. De no tener esta aprobación no se puede hacer nada”, advierte Argüello.

Es así que, la GAVI es quizás una apuesta más segura para Nicaragua, pues está estrechamente relacionada a la misma OMS y OPS.

Si la preferencia por una de estas dos opciones, la vacuna rusa o la que decida distribuir la OMS, anularía a la otra, eso es incierto.

Además: La propaganda oficialista detrás de la difusión de informaciones falsas en Nicaragua

El manejo del tiempo

Por el momento, las pruebas para detectar el covid-19 han sido una de las principales herramientas para combatir la propagación de esta enfermedad. Foto/Pexels/Karolina Grabowska
Por el momento, las pruebas para detectar la Covid-19 han sido una de las principales herramientas para combatir la propagación de esta enfermedad. Foto/Pexels/Karolina Grabowska

Otra incógnita es en cuánto tiempo la vacuna estará a disposición de los países.

Tras ser aprobada por la OMS, la distribución de la vacuna iniciaría de inmediato por GAVI, que canaliza la distribución a través de la División de Suministros de la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia por sus siglas en inglés).

El doctor Argüello explica que este proceso podría tardar un mes, ya que se tiene la experiencia y logística para la distribución de vacunas en el mundo.

Sin embargo, en declaraciones al diario La Prensa en mayo pasado, el doctor Luis Fulgencio Báez, también miembro del Comité Científico Interdisciplinario, aseguró que la vacuna podría llegar a Nicaragua hasta un año después de que esta salga al mercado, y dependerá de la gestión que haga el gobierno.

Báez puso como ejemplo la epidemia de la influenza A (H1N1) en 2009, que representó 2,117 contagios y 11 muertes en Nicaragua.

La vacuna para esta enfermedad llegó a Nicaragua hasta un año después, pero hay marcadas diferencias con la Covid-19, como el impacto mundial y la existencia previa de una vacuna contra la influenza a la que se le incorporó la copa H1N1.

Al final, será el Gobierno de Nicaragua el que decidirá el rumbo que tomará con una posible vacuna, aunque hasta el momento la política gubernamental ha minimizado el impacto de la pandemia.

Deja un comentario